reparar móvil mojado

Cómo arreglar un móvil mojado

móvil mojado repararNo es extraño que una de las búsquedas más típicas relacionadas con los smartphones en Internet sea “cómo arreglar un móvil mojado”. Pero ¿por qué? Hoy, los teléfonos son más resistentes, más duraderos y menos frágiles frente a los contratiempos o pequeños accidentes cotidianos. En teoría, un móvil mojado no debería ser algo grave, pues los terminales tienen una alta protección frente a la entrada de líquidos…

Pero aunque resulte paradójico, los fabricantes no incluyen en sus garantías de reparación los daños causados por agua. ¿La razón? No se trata de una protección infalible: por eso has dejado de ver tantos anuncios sobre smartphones resistentes al agua.

Eso sí, no te agobies todavía. Vamos a ver, paso a paso, todo lo que puedes hacer si tu móvil se ha mojado o se ha pegado un chapuzón incluso.

 

Arreglar un móvil mojado: de peor a mejor

¿Qué es lo peor del agua para un móvil? Se unen dos de los grandes enemigos de cualquier dispositivo electrónico: los cortocircuitos —recuerda que el agua conduce la electricidad— y la corrosión. Por esto, el peor caso con el que podemos encontrarnos es que el móvil se sumerja en agua salada (corrosión casi inmediata: en este caso, se recomienda sumergirlo en agua del grifo para eliminar la sal, aunque a priori pueda parecer contraproducente) y el mejor es aquel en el que es agua potable y no ha habido más que algo de líquido derramado. Entre medias, están el resto de las opciones posibles: desde vino y cerveza, a accidentes acuáticos en la piscina o la bañera.

Paso 1: ¡Apaga ese móvil mojado!

Apaga el smartphone lo más rápido que puedas para evitar posibles cortocircuitos. A partir de aquí, toca retirar el agua lo más rápido posible.

Paso 2: arroz o arena para gatos (mejor sílice)

Una vez el desastre es inminente, hay que mantener la calma y buscar el modo de absorber el agua y la humedad del dispositivo. Para que este método funcione, habrá que desmontar todos los elementos posibles del teléfono móvil (carcasas traseras, baterías…). Después, lo enterraremos en arroz o en arena para gatos (mejor que mejor): la absorción será lenta, pero si el agua no ha penetrado en exceso, puede funcionar.

Paso 3: el método del alcohol

¿Recuerdas cuándo limpiabas un circuito electrónico con alcohol? La gran ventaja de sumergir el teléfono en alcohol (aunque se moje) es que se evapora completamente y se lleva el agua de paso. Habrá que llevar a cabo este proceso sin batería y con el teléfono apagado (y esperar hasta que no huela), pero es una gran última opción.

Confía en profesionales para arreglar tu móvil mojado

En Techsave entendemos que todos los consejos anteriores nos ayudarán frente a un imprevisto, pero te recomendamos que te acerques a nuestro servicio técnico lo más rápido posible. El tiempo es fundamental para que no se produzcan cortocircuitos en contacto con la electrónica del móvil o que el agua produzca corrosión interna. Ante todo, hay dos pautas fundamentales a recordar:

  • Apaga el móvil cuanto antes para evitar cortocircuitos.
  • No apliques nunca calor: ni secadores, ni hornos ni otras fuentes de calor que destruirán completamente el teléfono.

Recuerda que un profesional sabrá cómo desmontar tu dispositivo y tendrá herramientas específicas para secar el agua, evitando males mayores en los componentes más delicados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *